Es muy probable que hayas escuchado en algún lugar que tener un blog es muy importante para que las campañas de marketing digital de tu negocio sean exitosas. Sin los contenidos adecuados no tendrás nada que compartir en las redes sociales, no tendrás información de valor que ofrecer a tus clientes, no podrás aprovecharte del marketing de contenidos para aumentar tus ventas y no tendrás la oportunidad de mejorar el SEO de tu página. ¿Necesitas más razones?

Solo hay un “pero”, ¿cómo puedes crear esa cantidad de contenidos? Tienes dos opciones, invertir un poco de tiempo en redactarlos tú mismo o contratar a un redactor freelance o profesional.

Por si prefieres probar suerte con la primera opción, en este artículo te puedo mostrar cómo escribir un artículo sin complicaciones. Casi cualquier persona puede ser capaz de escribir un artículo si realmente conoce la materia sobre la que está tratando. Y ya que se supone que tienes experiencia en tu propio mercado, no hay ninguna razón por la que no puedas dedicarle un tiempo cada día a escribir tus propios contenidos. Lo único que necesitas es precisamente eso, tener tiempo, dedicación y paciencia.

Estos son los simples pasos para escribir un artículo de blog eficiente

Paso 1: Segmentar tu público y entender a tu audiencia.

Antes de empezar a escribir un artículo debes conocer a tu público objetivo. ¿Qué quieren saber? ¿Qué necesitan? ¿Qué les interesa? Considera todo lo que sabes acerca de tu audiencia y sus intereses para crear contenidos para tu blog.

Paso 2: Comenzar con un tema y un título de trabajo.

Si las a escribir varios artículos te sugiero hacer una lista con los posibles temas y títulos de cada uno. Antes de escribir cualquier cosa tienes que escoger un tema para el artículo de tu blog. El tema puede ser bastante general para empezar. Por ejemplo, si eres fontanero, puedes escribir sobre los grifos que gotean e ir buscando diversos títulos que te ayuden a abordar este tema como por ejemplo “Herramientas para la arreglar los grifos que gotean” o “Las causas más comunes de las fugas en los grifos.” Escribe todos los títulos que se te ocurran y empieza a escribir sobre el que más de convenza.

A pesar de que el título de trabajo puede no llegar a ser el título final, te puede proporcionar suficiente información para enfocar el artículo en algo más específico que un título genérico.

Paso 3: Escribir una introducción (y que sea cautivadora).

En primer lugar debes captar la atención del lector. Si lo pierdes en los primeros párrafos o frases de la introducción dejarán de leer tu artículo. Puedes abordarla de varias maneras: contar una historia, una broma, o contarle al lector un hecho o dato interesante.

A continuación, debes describir el propósito del post y explicar cómo se va a resolver el problema que el lector puede estar teniendo. Esto le dará al lector una razón para seguir leyendo.

Paso 4: Organizar el contenido.

A veces los artículos de un blog pueden contener una cantidad abrumadora de información tanto para el lector como para el escritor. El truco consiste en organizar esta información para que los lectores no se sientan frustrados por la longitud o la cantidad de contenido. La organización puede adoptar múltiples formas: secciones, listas, consejos, etc. Lo que sea más apropiado para el tema que estás tratando.

Para completar este paso, antes de ponerte manos a la obra, debes hacer un esquema con todos los puntos que vas a tratar en el post. De esta manera, antes de empezar a escribir un artículo, sabrás qué información necesitas y cómo la vas a organizar.

Paso 5: ¡escribir!

El siguiente paso, pero no el último, es escribir el contenido. Ahora que ya tienes tu esquema / plantilla, ya puedes llenar los espacios en blanco con la información. Utiliza el esquema como guía y asegúrate de ampliar la información de todos los puntos según sea necesario. Escribe sobre lo que ya conoces, y si es necesario, haz una investigación adicional para reunir más información, ejemplos o datos para respaldar cada uno de los puntos.

Para que tengas una idea sobre la extensión de tu artículo, esto va a depender del tema o la finalidad de la publicación:

  1. Mini-posts (200-400 palabras): las entradas más breves no llegan a tener 400 palabras. Se puede tratar de artículos de opinión o también de textos que acompañan un video o una foto. En ese caso esos contenidos forman la parte principal del artículo y sirven únicamente como comentario que les acompaña.
  2. Post cortos (400-800 palabras): un post corto de estas dimensiones puede tardar fácilmente más de una hora en redactarse incluso si ya tienes algo de experiencia. Un artículo tipo “10 consejos para…” puede tener esta extensión de palabras. En este blog los posts cortos forman probablemente el 80% de la cantidad de entradas publicadas.
  3. Posts largos (800-2.000 palabras): Esta es la extensión más recomendada por Google. Son artículos que suelen tratar varios aspectos de una temática. P.ej. se puede hablar de un producto y sus características y luego también dar consejos sobre su mejor uso. Según tu estrategia de blogging también se podría dividir en 2 posts cortos y de esa manera sacar provecho de una actualización más frecuente sin saturar al lector.
  4. Posts pilares (+2.000 pilares): los posts o contenidos pilares son aquellas entradas que tiene sentido crear cuando ya tengas un poco más de experiencia. Su elaboración es más fácil cuando ya tengas unos 50-100 posts creados. Cómo dice el nombre forman parte de los pilares de un blog donde se tratan los aspectos fundamentales de tu temática de manera amplia y detallada.

Paso 6: Editar y corregir el artículo.

Aún no tienes todo hecho pero ya estás cerca. El proceso de edición es una parte importante que no debes pasar por alto. Revisa la gramática y las posibles faltas de ortografía con cuidado. Una vez que tengas el contenido listo debes empezar a buscar imágenes para incluir en la cabecera del artículo.

Pero las imágenes no lo son todo, debes darle forma a tu artículo incluyendo títulos y subtítulos en los que enmarcar los contenidos. De esta forma la lectura resultará mucho más fácil.

Una vez que tengas el formato listo es hora de incluir las etiquetas. Las etiquetas no son más que palabras clave que definen los contenidos del artículo. Piensa en ellas como “temas” o “categorías”, y selecciona 10-20 etiquetas que representan todos los temas principales sobre los que quieres escribir en tu blog. A continuación, elige las que mejor representen el tema en cuestión.

Paso 7: Inserta una llamada a la acción (CTA).

Al final de cada entrada de tu blog debes incluir un CTA que indique lo que quieres que el lector haga a continuación: suscribirse a tu blog, descargar un libro electrónico, registrarse para un webinar, leer un artículo relacionado, etc. Una llamada a la acción no solo es beneficiosa para ti, sino que también lo es para tus lectores. De esta manera ellos pueden seguir completando la información con algún artículo relacionado o conocer más sobre el proyecto que necesitan contratar.

Paso 8: Optimizazar el SEO on-page.

Después de terminar de escribir, debes volver a repasar el artículo y optimizarlo para el SEO.

No te obsesiones con el número de palabras clave que tienes que incluir. Si puedes incorporarlas sin afectar a la experiencia del lector, hazlo. Si puedes hacer la URL más corta incluyendo palabras clave, hazlo también. Pero no incluyas palabras clave de forma masiva en tu artículo porque Google te acabará penalizando.

He aquí un pequeño recordatorio de lo que puedes y debes hacer:

Metadescripción

Escribe una descripción que proporcione a los buscadores un breve resumen del artículo antes de hacer clic en él. Son idealmente de entre 150 a 160 caracteres. Si bien no afecta en la posición de tu sitio web en los resultados de búsqueda, sí influye enormemente en el número de visitas que recibes desde los buscadores.

Título de la página y encabezados

La mayoría de los software de blogs utilizan el título del artículo como el título de la página, que es el elemento más importante del SEO on-page. Debes incluir la palabra clave principal tanto en el título como en los encabezados del artículo, pero siempre sin forzar y de manera natural.

Texto de anclaje

El texto ancla o anchor text es el texto dentro del artículo que enlaza a otra página, ya sea de tu sitio web o de otro. Selecciona cuidadosamente las palabras clave que deseas enlazar ya que los motores de búsqueda tienen esto en cuenta cuando posicionan tu web en el ranking.

Paso 9: Elige un título atractivo, que llame la atención de tu público.

Por último, pero no menos importante, es el momento de escribir el título definitivo. Por suerte, hay una fórmula simple para escribir títulos atractivos que atraerán la atención del lector.

  1. Comienza con el título de trabajo.
  2. Escribe el artículo y piensa en cómo hacer ese título más atractivo, ya sea a través de un lenguaje fuerte, la aliteración, u otra táctica literaria.
  3. Si puedes, incluye algunas palabras clave.
  4. Por último, intenta acortarlo. Recuerda que Google recomienda entre 65 – 70 caracteres.

Si has seguido todos los pasos anteriores es muy probable que ya tengas tu artículo terminado. Si no es así siempre puedes contar con la ayuda de redactores freelance especializados o también puedes llamarme… 😜.

¡Publica ahora tu proyecto y comienza a darle vida a tu blog!

Published On: enero 18th, 2020 / Categories: Marketing, Copywriting, Emprendimiento, Estrategias, SEO / Tags: , , , , /

Suscríbete para recibir lo más trending… 😎

Prometo no enviar Spam, sólo información que pueda ser útil para ti y tu negocio.

Consulta mis politicas de privacidad aquí.